El origen de la chilena en el fútbol

marca de moda masculina

En este nuevo artículo del blog de Pieter Van Beck, la marca de la chilena de fútbol, queremos explicaros cual fue el origen de la chilena, una de las jugadas más bonitas del fútbol, y que viene representado en nuestro logotipo.

marca de la chilena

¿Cómo se originó la chilena?

La chilena constituye el sueño de todo futbolista, ya sea profesional o amateur, o de pequeños o adultos. En el agua, sobre tierra o césped, todos, alguna que otra vez, hemos intentado completar un movimiento que pretende alcanzar la divinidad.

Hugo Sánchez, con su zurda imparable y sus rizos al viento, lo perfeccionó con maestría en las escuadras del Bernabéu y el Calderón. Otros muchos lo intentaros: algunos con éxito, como Mauro Bressan, Ibrahimovic, Ronaldinho, Rivaldo o Van Basten, mientras otros colgaron las botas sin conseguirlo.

A punto estuvo Cristiano Ronaldo de sumarse a este último grupo hasta que en Allianz Stadium de Turín efectuó un salto imponente y, con un derechazo, superó la red de Buffon.


La chilena siempre será la chilena, pero antes era conocida como chalaca, nombre derivado de “chalacos”, gentilicio de los habitantes de Callao, un puerto de Perú al que llegaron los chilenos a finales del siglo XIX y descubrieron tal exótico movimiento.


Posteriormente, se lo ven hacer a Ramón Unzaga en los campeonatos sudamericanos de 1916 y 1917. Los medios chilenos decían: “La chalaca de Unzaga”. A Unzaga lo sitúa la historia en el puerto de Talcahuano en Chile, a principios del siglo XX. Allí llegó desde su Bilbao natal, concretamente en Deusto, y dónde comenzó a practicar varias disciplinas deportivas, entre ellas el fútbol y, por lo visto, se le daba bastante bien, ya que decían de él que era “un superatleta”.

Un día de 1914, en un partido disputado en el estado El Morro de Talcahuano, hizo la famosa chilena que quedó inmortalizada en forma de estatua a las puertas del estadio.

Pero esta acrobacia se llamaría definitivamente como “la chilena” unos pocos años después, en 1927, cuando el club Colo-Colo viajó a Europa y el delantero David Arellano la exhibió en España. Los periodistas españoles de aquel entonces celebraron el esplendor de tal desconocida cabriola y así la bautizaron.

Pieter Van Beck, la marca de la chilena

¿Eres apasionado del fútbol y de la moda? Entonces la marca de la chilena debe ser principal protagonista en tu vida, ya sea en tu día a día o para eventos especiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *