La Evolución de la Ropa deportiva

Ropa Cómoda Deportiva Casual Moda

La ropa deportiva tiene una historia. Los cambios a lo largo del principios del siglo XX , hasta nuestros años son evidentes y son muchísimos. Al principio de la historia era una simple indumentaria que cubría el cuerpo de los atletas y deportistas, con la única función de cubrir el cuerpo. Ahora, la ropa deportiva favorece el deporte y su rendimiento, y también marca tendencia en Moda.

Tanto hombres como mujeres, se han visto beneficiados con todas la novedades y avances del último siglo. La evolución la hemos visto sido reflejada durante las celebraciones de todos los juegos olímpicos a lo largo de la historia deportiva..

Vamos a analizar cuáles han sido los cambios más importantes desde los años 20 del siglo pasado hasta nuestros días.

¿Cómo ha ido evolucionando la ropa deportiva?

Hasta 1950

La moda deportiva era por y para un sector mayoritariamente masculino. Las pocas mujeres que practicaban deporte, solo se les hacían trajes que potenciaran su feminidad y la indumentaria era muy pesada y farragosa.

Nos asombraríamos de cierta ropa usada por los hombres y mujeres que era catalogada por moda deportiva.

La natación fue un deporte que en esos años empezó a tener cierto auge, y tanto los trajes de baño de hombre como los femeninos, tenían diseños muy cerrados e incómodos, pero las atletas femeninas estaban todavía más limitadas por las reglas de la sociedad.

Un ejemplo curioso era que las mujeres que jugaban al tenis llevaban vestidos largos, medias altas y sombreros. Desde luego que nada de comodidad. Aunque a partir de los años 50 la verdadera revolución fue el uso de pantalones cortos y la utilización de fibras sintéticas como el nylon, que causó una auténtica revolución, ya que este tejido no se deformaba, se secaba en menos tiempo y dejaba más libertad de movimientos a los deportistas.

La Ropa Deportiva de los 60

Lo más importante en esta década son los profundos cambios en la forma de hacer deporte más de masas y la aparición de numerosas fibras nuevas. La ropa se vuelve más especializada por deportes , para que cada uno tenga una diferenciación. Además aparece indumentaria deportiva resistente al viento..

Aunque mucha de la ropa que utilizaban iba dirigida a los atletas y jugadores profesionales, se empezó a generalizar tener alguna prenda cómoda para salir a excursiones, tomar el sol, practicar juegos y actividades al aire libre, etc….

Hay un hito muy importante: aparecen los programas de ejercicio en la televisión y muchas mujeres demandan algo para ejercitarse en casa.

Pantalones ajustados similares a los maillot de las bailarinas, pantalones cortos y camisetas aparecen en estos programas.

Por primera vez y más entre los jóvenes hace su aparición la ropa deportiva casual.

Muchos de los pantalones se acortan, lo corsario tipo capri y piratas se acortan y los pantalones comienzan a ser más cortos, tanto en hombres como en mujeres.

Entre los textiles y tejidos , el algodón y la lana son los preferidos por los fabricantes.

Moda en los años 70 y 80

Aquí comienza la era del fitness y el aerobic. Hacer deporte da status, poder y es síntoma de salud.

Para las mujeres supondrá un gran paso en los años 80, porque pueden elegir colores, estilos,  ropa con color y divertida.. Ellas eligen mallas largas, por lo general en colores vivos, leotardos y calentadores.

Los años 90

Es la era del chándal. Se presta más atención a la tecnología que rodea a la ropa deportiva. Empiezan a ser cada vez más cómodas las prendas.

Las mallas, las sudaderas y la influencia del break dance, el hip-hop y las tribus urbanas harán llevar la ropa deportiva a la categoría de uniforme casi diario entre un público más joven y urbano.

Los años  20000 a la actualidad

Aquí los gigantes de la distribución y la aparición de centros comerciales , nuevas locomotoras de grandes superficies y grandes marcas especializadas en ropa deportiva son los que marcan las tendencias.

El nuevo milenio despertó aún más el interés por el ejercicio.

Comienzan a aparecer más opciones para mantenerse activo. Con algunas disciplinas nuevas, otras antiguas o combinaciones de diversas actividades.

Prima la ropa transpirable, técnica y super especializada por deportes. Prácticamente no queda ningún deporte sin su ropa realizada para esa actividad.

La indumentaria deportiva irrumpe en las calles como uso común para actividades cotidianas: pasear, los fines de semana, excursiones , incluso para salir al trabajo.

Este es el gran logro de hoy en día, la imposición de un estilo casual, deportivo y especial que resulte cómodo para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *